viernes, 27 de abril de 2012

Chadwick y los DDHH


Para muchos fue un acierto el cambio que hizo el Presidente Piñera en el Gabinete en Julio de 2011, en dicha oportunidad mantuvo a Hinzpeter y puso de vocero a un peso pesado de la UDI,  a su primo Andrés Chadwick. Pero Andrés Chadwick ha ido evidenciando cada vez una mayor agresividad, tal vez la misma que hemos observado por parte de Carabineros en cada manifestación ciudadana (como no olvidar los abusos en Aysén donde al menos 5 ciudadanos perdieron un ojo). Tal vez sea el estilo del Gobierno, pues Andrés Chadwick cultivaba un estilo más bien conciliador, al menos eso dicen.

Sin embargo el primo del Presidente ha ido reaccionando cada vez más violentamente. ¿Será que el Ministro está estresado o será que estamos en presencia de un Ministro reactivo?.

Veamos, reaccionó agresivamente ante un artículo de The Economist, una reacción desmedida si se lee todo el artículo (¿lo habrá leído?). Estas últimas semanas está envuelto en una polémica con Carlos Peña,  Rector de la Universidad Diego Portales y columnista de El Mercurio, mediante un cada vez más agresivo ataque mediante cartas en El Mercurio. Cabe la duda de si Andrés Chadwick estaría actuando más como primo del Presidente que como Ministro de Estado, al menos el tono destemplado no es el que los ciudadanos esperamos de un Ministro de Estado, y en particular del encargado de las comunicaciones del Gobierno.

Por otro lado, en este blog hemos comprobado varias situaciones en las que el Ministro ha faltado a la verdad, por ejemplo cuando dijo que los parlamentarios sabían que el gasto de $ 402 Millones en publicidad de la Reconstrucción estaba en la ley de presupuesto, o cuando se refirió al Presupuesto 2012 sobre educación y la información no existía (sugerimos leer los siguientes post: Los embustes del vocero ChadwickLos embustes del vocero Chadwick no paran y Chadwick y el Transantiago).

El pasado 13 de marzo de 2012, con motivo del 2do aniversario de Piñera en la Moneda, la organización de voluntarios Amnistía Internacional hizo llegar al Presidente Piñera una carta con las preocupaciones sobre Derechos Humanos de esa organización (léala acá). Amnistía Internacional es una organización de voluntarios que se financia solo con aportes de voluntarios, no de Gobiernos, y su objetivo es promover los Derechos Humanos, es una organización presente en todo el mundo y es muy respetada por sus investigaciones y campañas en defensa de los DDHH. La carta hacía referencia a diferentes temas que preocupan: La institucionalidad de derechos humanos en Chile, en relación a diversas modificaciones legales que se requieren para cumplir tratados internacionales (discriminación por ejemplo); Derechos de los Pueblos Indígenas; Salud sexual y reproductiva, entre otros, no obstante lo que más fue cubierto fue el capítulo sobre violencia policial, lo que se explicaba por la violencia que existía contra los manifestantes en Aysén por esos días.

Para los que crean que Amnistía Internacional es una organización de izquierda, les invitamos a informarse como lo hicimos nosotros (no cuesta mucho). Encontramos por ejemplo gran cantidad de acciones a favor de los Derechos Humanos en Cuba y en Corea del Norte (a la derecha de nuestro país al parecer son los únicos DDHH que le importan, aunque a los mapuches los violenten todos los días en el sur de Chile).

Consultado por la carta, el Ministro Chadwick reaccionó con esa misma violencia que le hemos visto en las últimas semanas. El mismo día 13 de marzo consultado por la carta respondió:

“hemos conocido un informe de Amnesty International, en que señala algunos reparos en relación a conductas del gobierno. Obviamente, no las compartimos, son diferentes y distintas a lo que han señalado los informes, tanto de Naciones Unidas, como de la OEA, acerca del respeto a los Derechos Humanos en nuestro país”

  Agregando: 

“hay una cosa, siempre el gobierno va a cumplir con su deber de hacer respetar la ley, respetar el orden público, y que no haya violencia, por lo tanto, a ese informe de Amnesty International, el gobierno responde que tenemos una visión completamente distinta a la que ellos plantean”

Esa reacción destemplada le valió una muy buena respuesta de parte del periodista Nibaldo Mosciatti el día 14 de marzo de 2012, donde hizo ver lo inapropiado de la reacción del Ministro y de lo que significa Amnistía Internacional en el Mundo (sugerimos verla completa en este link, es realmente imperdible).

Ante la referencia a informes de la ONU y OEA que hizo el Ministro vocero, decidimos usar la Ley de Transparencia para pedirlos, y el 13 de marzo de 2012 consultamos lo siguiente:

"El Ministro se refirió a informe de Amnistía Internacional señalando que comparte las cifras de aumento de represión y que ellas son distintas a las que han señalado otros informes, tanto de Naciones Unidas como de la OEA acerca del respeto a los Derechos Humanos en nuestro país. Solicito informe que explicite a qué informe de la ONU y la OEA se refirió el Ministro, y copia digital de los mismos".

La respuesta tardó. Primero desde el Ministerio nos pidieron aclarar a qué declaraciones nos referíamos (ver en link la consulta), tuvimos que enviarles una serie de links de prensa con las declaraciones del Ministro, al parecer en el Ministerio encargado de las comunicaciones, estas no funcionan nada bien.

Finalmente la respuesta llegó el 27 de abril de 2012 y la reproducimos al final de este post. En lo sustancial señala:

“Recalcamos que la actitud del Gobierno de Chile, transmitida públicamente por el Ministro Andrés Chadwick, está enmarcada con el cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (instancia formal de la ONU que supervisa el cumplimiento del mencionado acuerdo por parte de los países que lo han suscrito, como es el caso de Chile).

Desde el 11 de marzo de 2010, fecha en que el actual Gobierno asumió la administración del Poder Ejecutivo, el Comité de Derechos Humanos de la ONU no ha cuestionado ni levantado reclamo alguno frente a posibles incumplimientos del Estado de Chile al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

A ese antecedente, añadimos que también la Organización de Estados Americanos cuenta con organismos que fiscalizan el respeto íntegro de los derechos humanos en sus países integrantes. Chile, obviamente, debe cumplir con los reglamentos y dictámenes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA. Las declaraciones del Ministro Secretaría General de Gobierno del día 13 de marzo respaldan que toda actuación o conducta del Gobierno, en relación al respeto de los derechos humanos, están regidas por las dos instancias descritas.”


Parece a primera vista una respuesta contundente, pero en realidad no lo es. La respuesta evidencia una de dos, ignorancia o intención de engañar, ambas opciones son lamentables, a continuación le explicaremos por qué:

1.- Señala que el Gobierno desde que asumió no ha recibido el cuestionamiento de parte del Comité de Derechos Humanos de la ONU por el cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

¿Mentira o verdad? Mentira. El Comité de Derechos Humanos de la ONU no tiene el rol que le da Chadwick, sino que es un Comité que hace revisiones periódicas sobre el cumplimiento de sus recomendaciones en materia de Derechos Humanos, la última revisión se hizo en 2007 y la próxima será el 2013. En la última revisión se hizo una serie de cuestionamientos que se pueden consultar incluso en la web del Ministerio de Relaciones Exteriores (que el Ministro Chadwick y asesores harían bien en revisar). A los lectores interesados les adjuntamos ese informe del Comité de Derechos Humanos 2007: link

Pero además hay otros informes que cuestionan al Estado de Chile en su relación con los Derechos Humanos, por ejemplo:

Comité contra la Discriminación Informe 2009: Link
Comité Contra la Tortura Informe 2007: Link

Dentro de los cuestionamientos tanto del Comité de Derechos Humanos, que citó Chadwick, como de los otros, se encuentran precisamente los mencionados por Amnistía Internacional en su carta.

Como la próxima revisión del Comité será en 2013, el Ministerio de Relaciones Exteriores ya lo tendría listo y consta en el cuadro que puede revisar aquí el resumen:

Si el lector revisa punto por punto verá que en realidad el avance en los últimos 2 años es poco y que hay situaciones ridículas. Por ejemplo, en cuanto al Derecho a Reunión (página 9) el Gobierno dice que se cumple pues está garantizado en la Constitución. Hemos constatado en múltiples oportunidades la negación a realización de marchas, o la violencia con la que la policía a reprimido a manifestaciones, incluso pacíficas. El Gobierno en su respuesta al Comité omite que sigue vigente el Decreto Nº 1086 de la Dictadura que restringe las manifestaciones. En el caso del Derecho a Asociación (página 9) mencionan la Ley 20.500 que después de un año de vigente aún no tiene reglamento y por lo tanto no se puede aplicar.

Las materias pendientes son múltiples y seguramente el informe que hará el Comité en 2013 revelará las mismas preocupaciones de la carta de Amnistía Internacional a menos que se tomen acciones concretas durante lo que queda de este año, todo parece indicar que al Gobierno eso no le interesa, prueba de ello es la Ley Hinzpeter, que hasta la fecha sigue con suma urgencia en el Congreso (el Gobierno es quien asigna esa urgencia).


2.- Es efectivo que la OEA tiene instancias sobre DDHH como señala la respuesta, pero omite que la Comisión de Derechos Humanos se ha pronunciado contra el Estado de Chile por la violencia policial, y que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha fallado contra el Estado de Chile en diversas causas que tienen que ver precisamente con las preocupaciones que señala Amnistía Internacional en su carta.

El año 2011 hubo una exposición sobre violencia policial en manifestaciones en la CIDH (ver link). Y la Comisión Interamericana de DDHH de la OEA emitió un comunicado con preocupaciones por violencia contra manifestaciones estudiantiles (link), esto tras la visita de una Relatora especial en 2011 en pleno período de violencia policial amparado por el Gobierno.

Precisamente el CIDH de la OEA emitió un informe sobre libertades de expresión y dio cuenta de agresiones contra periodista en Chile, hasta Emol lo cubrió (Link)


Se constata que los informes que citó el Ministro, y a las situaciones que hizo referencia el Ministerio en su respuesta son totalmente falsos. Es grave que la autoridad persista en esta línea de desprecio hacia la sociedad civil.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada